Buscar  

Cerro El Centinela - Tandil

Tipo de atractivo:   Montaņas
Destino:   TANDIL (pcia. de BUENOS AIRES)
Click en la imagen para ampliar

 CERRO EL CENTINELA

 

Esta piedra es uno de los principales atractivos de la ciudad. El cerro El Centinela se encuentra ubicado a 4 Km. del centro de la ciudad, se eleva a 295 metros sobre el nivel del mar y debe su nombre a una curiosa formación rocosa que lo corona. Su historia geológica nos cuenta que al formarse el hoy conocido sistema de Tandilla, hace algo más de 2.300 millones de años, el basamento cristalino o cordón serrano en su paso de líquido a sólido fue dejando "gotas" libres, algunas de ellas de enormes tamaños, como es el caso de La Movediza y otras de menor importancia, que con el correr del tiempo adquieren por erosión una forma esferoide. Esta roca de particular apariencia que tiene  72 toneladas de peso y algo más de 7,50 metros de alto se presenta como toda una rareza.

 
Esta mística roca envuelve una leyenda plagada de romanticismo, en los primeros tiempos del Fuerte que dio origen a la ciudad.

Cuando estas tierras eran habitadas por los aborígenes, la hija del cacique de la tribu que vivía en las Sierras del Tandil, de nombre Amaike (agua clara o tranquila),se destacaba entre sus pares por ser excelente amazona, por su desaprensión a la oscuridad y por su extraordinaria habilidad para desplazarse entre los cerros. Virtudes estas que le sirvieron para ayudar a los de su tribu cuando los forsteros llegaron para apropiarse de sus tierras, sus ganados y sus mujeres.


En lo que se conociera como la Campaña del Desierto, el ejército ya había diezmado a su paso otras tribus antes de su llegada a estas tierras, escapándose solo algunos pocos "bravos", entre ellos uno de nombre Yanquetruz, proveniente de los bajos del Salado, quien al ver en un atardecer a Amaike, que sigilosamente se deslizaba de una piedra a otra espiando el movimiento del los invasores, se enamoró perdidamente de ella. La ayuda que Amaike le daba a su gente preocupó tanto a las fuerzas del gobierno que al no poder dominar a los indios se vieron necesitados de solicitar refuerzos, con los cuales y luego de varias emboscadas, consiguieron atraparla y llevarla al fuerte, de donde la misma noche logra escaparse para huir, con sus manos aún atadas, hacia las sierras, con tan poca fortuna que al enredarse en un zarzal, cae dentro de uno de los tantos manantiales y muere ahogada.


Yanquetruz, que desconocía la suerte de su amada, siguió durante mucho tiempo parándose sobre la loma de este cerro, hasta que los Dioses de los indios conmovidos por el amor que este sentía por Amaike, decidieron guardar su espíritu dentro de una roca, de forma tal que el día que la indiecita resucitara, ya que ellos creían en la vida después de la muerte, pudiera continuar su historia de amor.

Hoy, al mirar el Cerro desde lejos se ve la figura de un Centinela que espera pacientemente a su amada.

 

 

Desde el año 1995 se comenzó a construir lo que hoy es el Complejo Cerro Centinela que ofrece variados servicios para disfrute del turista, como espacios gastronómicos que ofrecen platos regionales en un marco serrano de inigualable belleza. Desde el año 2000 se puede disfrutar de las aerosillas, que brinda una nueva manera de descubrir Tandil. Recorren aproximadamente 1260 metros sobre pinares, cavas de antiguas canteras y sierras de gran altura, constituyendo una muy interesante opción recreativa. En la cima hay un parador para contemplar la naturaleza del lugar y en cuanto a actividades recreativas aquí se pueden realizar cabalgatas, rappel y tirolesa. 

 

Excursiones:  
Tandil
Galería de fotos:    
Click en la imagen para ampliar
Click en la imagen para ampliar
 
 
 
 
Ciudades  -  Provincias  -  Regiones  -  Servicios
Grande Argentina - Copyright 2010 - Todos los derechos reservados