Buscar  

Calingasta (San Juan)

Tipo de atractivo:   Poblados
Destino:   CALINGASTA (pcia. de SAN JUAN)

Calingasta

Ubicado a 1.500 mts. de altura sobre el nivel del mar, es un lugar que, por su paisaje, ríos, montañas, valles, lo quebrado del terreno, la flora, la fauna, y el cielo límpido poblado de estrellas deslumbra en cualquier época del año.

En el departamento se distinguen tres paisajes: de este a oeste, la Cordillera de los Andes (donde se ubican las cordilleras de Ansilta y La Ramada); el valle de Calingasta-Barreal, con dirección norte-sur, y la precordillera.

La zona cordillerana, con las formaciones de La Totora y de Ansilta, que alcanzan casi los 6000 metros de altura, sirven de marco a la villa de Calingasta. En el invierno, la alta cordillera recibe precipitaciones nivales formando postales de ensueño.

Por su parte, la villa de Calingasta invita a descubrir sus cerros y alamedas, en un contexto marcado por la presencia del río de Los Patos y la Sierra del Tontal. En esta última, se encuentra el Cerro Alcázar, una caprichosa formación de rocas que semejan o recuerdan al famoso Alcázar español.

La localidad es punto de partida para numerosas excursiones. La expedición a los ríos de Los Patos, Castaño y La Alumbrera es una de las más practicadas. Los pescadores llegan en busca de codiciadas especies, como la trucha arco iris, la trucha criolla, el bagre amarillo y el otuno.

Uno de los mayores atractivos históricos de Calingasta es la antigua Capilla de Catalve. La parroquia fue construida por las órdenes jesuitas en el año 1739, con el objetivo de introducir la civilización española en América y lograr una progresiva integración cultural. Hoy el templo exhibe elementos típicos de la religión católica al tiempo que guarda valiosas huellas de antepasados indígenas.

La arquitectura de la Capilla se caracteriza por su única, angosta y prolongada nave. El espacio interior es rectangular y el pórtico se encuentra enmarcado por tres distinguidos arcos. El techo está hecho de tirantería de madera y sobre ella se apoya el cañizo y una cubierta de barro y paja. Los muros son de adobe y se asientan sobre cimientos de piedra. Están revocados con barro y pintados a la cal.

El pueblo también posee dos museos que permiten descubrir la historia y expresiones culturales de los pueblos que habitaron la región. El Museo Arqueológico, exhibe diferentes elementos de gran valor cultural, como una momia de más de 500 años, numerosas piezas líticas, cuentas de collar, vasijas de cerámica, tejidos decorados y cuchillos de piedra, que atestiguan las riquezas del sitio.

La Colección Cora Esquivel es el otro punto de interés. Este museo está dedicado a la historia regional y conserva figurines de moda de 1825, fotos antiguas y elementos de uso cotidiano de los antiguos pobladores del lugar.

La villa de Calingasta es además centro de producción de los más exquisitos sabores cordilleranos. Las bondades de la tierra y el benéfico clima de la zona se combinan para permitir el cultivo de distintas frutas y, especialmente, de las manzanas más jugosas del país. La reconocida calidad de la fruta no sólo ha promovido su extendida comercialización sino también el desarrollo de la industria sidrera. Además, los trabajadores del rubro tienen su premio cada mes de abril, con la tradicional Fiesta de la Manzana Calingastina.

 

Excursiones:  
Circuito de los ríos (San Juan)
Ciudades  -  Provincias  -  Regiones  -  Servicios
Grande Argentina - Copyright 2010 - Todos los derechos reservados