Buscar  

Catedral Metropolitana

Tipo de atractivo:   Iglesias
Destino:   BUENOS AIRES (CAPITAL FEDERAL)
En la esquina de San Martín y Rivadavia apreciamos la fachada neoclásica de la Catedral de Buenos Aires. Es el templo católico más antiguo de la ciudad y la sede del Arzobispado de Buenos Aires. Aunque esta no es la primera, sino la sexta construcción que se levantó para tal fin, pues los porteños debieron esperar casi 300 años hasta ver completada la Catedral actual desde que Juan de Garay designara estos terrenos para su sede.
Sin embargo, la primer Iglesia, un rancho de adobe y paja, se edificó en los terrenos donde hoy se encuentra el Banco Nación y para el año 1593 ya estaba en ruinas. En 1608 se inauguró el segundo templo en la ubicación actual que se desplomó ocho años después. Prácticamente corrieron una suerte parecida las siguientes 3 construcciones hasta que finalmente en 1753 se comenzó a edificar la sexta y última obra, que tardaría casi un siglo en culminar.
El arquitecto Antonio Masella de la Compañía de Jesús, proyectó los primeros planos; en 1780 se terminaron las naves. La Catedral, sin fachada y sin torres, fue bendecida en 1791. Más tarde se le agregaron una espadaña y 3 campanas, pero recién con el impulso del presidente Bernardino Rivadavia se retomaron seriamente los trabajos en el edificio. Los arquitectos franceses Catelin y Benoit retomaron la idea de una fachada de 12 columnas emulando al Palais Bourbon (París), en alusión a los 12 apóstoles, pero la dejaron inconclusa en 1827. Durante décadas la ciudad tuvo una catedral que parecía un Partenón incompleto: el triángulo del pórtico quedó sin revocar y las columnas sin basamento ni capiteles.
En 1862 se le dio el tono corintio a las columnas y se realizó la escena bíblica del tímpano dibujada por el francés Joseph Dubordieu representando el reencuentro de José con Jacob aludiendo al fin de las luchas entre las distintas facciones políticas argentinas.
A su vez se colocó el pavimento de la Catedral (en la entrada unas estrellas marcan la cota cero de todas las construcciones de la ciudad) y los azulejos de la cúpula. Hasta fines de siglo se habló de construir las torres proyecto que se fue dilatando, dejando a los porteños para siempre con una Catedral que recuerda más a los templos del clasicismo griego que a los de la cristiandad.
En el interior no deje de ver el gran altar barroco, el mausoleo con los restos del General San Martín (Libertador de Argentina, Chile y Perú) y también las urnas de los generales Las Heras y Guido y del simbólico soldado desconocido de la Independencia. Nótese que el panteón de san Martín se encuentra extramuros de la Catedral, ya que por su condición de masón no era aceptable su inclusión dentro del edificio.
Soldados del Regimiento de Granaderos a caballo, cuerpo creado por San Martín en 1812, custodian el recinto. Los cambios de guardia se hacen de lunes a viernes a las 9, 11, 13, 15 y 17 horas y los sábados a las 9, 11, 17 y 19.
Junto a la Catedral se encuentra la Curia en un edificio de construcción reciente. El anterior fue saqueado e incendiado, junto con varios templos más de confesión católica, durante la revolución del 16 de junio de 1955.
Excursiones:  
Casco histórico de Buenos Aires
Circuito Tradicional - Buenos Aires
Ciudades  -  Provincias  -  Regiones  -  Servicios
Grande Argentina - Copyright 2010 - Todos los derechos reservados