Buscar  

Esteros del Iberá- Corrientes

Tipo de atractivo:   Áreas protegidas
Destino:   COLONIA CARLOS PELLEGRINI (pcia. de CORRIENTES)

Esteros del Iberá 

Con una extensión de 1.400.000 hectáreas, los esteros del Iberá, son el segundo Humedal más grande de Sudamérica. Antiguos cauces, o lechos abandonados del Río Paraná formaron, con el paso del tiempo, esta independiente y compleja red de humedales compuestas por bañados, esteros, lagunas y cursos de origen pluvial.

Los esteros de este sistema son un depósito de agua estancada con una profundidad que varía entre uno y tres metros cubierto por dos tipos de plantas acuáticas: las que surgen desde el fondo formando pajonales en los bordes costeros o las formaciones flotantes que tapan la superficie del agua como los camalotes y embalsados. Estos últimos, en algunos casos, toman un espesor considerable.

Los sistemas de embalsados se originan en los camalotes, en su entretejido se acumula tierra, traída por el viento y por el agua, la formación de la primera capa permite que crezcan sobre ella otras especies de plantas, incluso árboles, con el paso del tiempo se van superponiendo otras capas. Estas formaciones integran costas flotantes y sus desprendimientos originan las islas flotantes que se mueven guiadas por el viento y las corrientes.

Los Esteros mantienen estable su nivel por la capacidad de retener agua de lluvia gracias a la gran cantidad de vegetación del lugar. El Iberá es una eficiente represa reguladora de agua, y este fenómeno provoca efectos en la zona como los bañados, otro de los ambientes geográficos característicos de la región. Se forman durante en época de lluvias abundantes, por acumulación temporaria de las aguas que se escurren hacia los arroyos cubriendo las zonas más bajas.

El Centro de Interpretación Iberá se encuentra a orillas de la laguna Luna, junto al pueblo de Colonia Carlos Pellegrini, la mejor base para la exploración del parque.

El centro cuenta con un salón de exposiciones con material ilustrativo acerca de la historia, geografía y biología del parque. Desde allí parten senderos a través del monte y orillando la laguna para observar la flora y fauna. Es recomendable contar con un guía, que se puede contratar en el mismo lugar, puesto que los hábitos y horarios de las especies locales las hacen difíciles de avistar por el aficionado.

Sin embargo, la mejor opción para conocer la laguna es contratar en Colonia Pellegrini un paseo acuático. Bajo la guía de un conocedor, el recorrido permite observar las especies más tímidas, así como las aves y plantas acuáticas, y caminar sobre los embalsados. La navegación nocturna ofrece la posibilidad de avistar animales que durante el día se esconden de los rigores del sol.

 

 

 

Ciudades  -  Provincias  -  Regiones  -  Servicios
Grande Argentina - Copyright 2010 - Todos los derechos reservados