Buscar  

Catedral de Salta - Salta

Tipo de atractivo:   Iglesias
Destino:   SALTA CAPITAL (pcia. de SALTA)
Click en la imagen para ampliar

Catedral de Salta

 

Cuando Hernando de Lerma fundó la ciudad de Salta en el año 1582, decidió que la iglesia matriz debía estar ubicada frente a la plaza principal. Esa primera construcción en aquellos años se encontraba a media cuadra de donde la vemos hoy en día. Si bien no se tiene registros de cómo lucía la iglesia, se cree que era de características muy sencillas, de adobe y paja. Lo que se sabe con certeza es que fue la primera edificación de la ciudad con esa finalidad.

 

Ya para 1586, según los datos históricos, en la ciudad se habían construido cinco iglesias: San Bernardo, la de la Compañía, San Francisco, La Iglesia Matriz y La Merced. Si bien había un importante crecimiento religioso, en aquellos tiempos era muy complicado conseguir ornamentos para las iglesias. Sin embargo, a los diez años de la fundación de la ciudad Salta contaba con la imagen del Cristo Crucificado, hoy el Señor del Milagro, la cual fue enviada desde España.

 

El paso del tiempo se hizo notar en la precaria construcción causando un importante deterioro, motivo por el cual en 1645 se inició la segunda edificación del templo. Emplazada donde hoy se encuentra el Palacio Arzobispal , su construcción terminó en el año 1648. Este templo no se destacó por la calidad de sus materiales, si no por contener la imagen de la virgen Nuestra Señora de la Concepción, la cual había sido traída de Lima.

 

El Milagro

 

En 1692 una ciudad fundada por los españoles en el sudeste de Salta fue azotada por una serie de terremotos, los cuales destrozaron la pequeña ciudad por completo. Los habitantes muy asustados tenían miedo de ingresar a la Iglesia Matriz, por lo que se decidió colocar al Cristo Crucificado en un altar improvisado en la plaza para que todos inicien sus rezos. Ante el peligro de derrumbe de la Iglesia se resolvió que la Virgen fuera guardada. Cuando fueron a buscarla a la iglesia, notaron que la virgen se había caído de su nicho a 3 metros de altura, pero a pesar de la caída no había sufrido ninguna rotura y se encontraba intacta.

Fue la protección de la Virgen y del Señor del Milagro, como se llamó a las imágenes santas, y la fe del pueblo salteño lo que salvó la ciudad, constituyendo como un día festivo el recuerdo de aquel milagro.

Pasaron algunos días y los terremotos cesaron. Llevando a cabo un relevamiento de los daños ocasionados se tomó la decisión de demoler aquellos edificios que corrían riesgo de derrumbe, entre ellos la iglesia principal.

 

 

En el siglo XVIII la ciudad fue nombrada Capital de la Gobernación de Salta del Tucumán. Las autoridades tenían asiento en esta ciudad y fue elegida no solo por sus condiciones geográficas, si no para asegurar los limites ante los ataques de los pueblos originarios. Junto con esto vino la creación del Arzobispado de Salta, formado por Jujuy, Santiago del Estero, La Rioja y Catamarca, por lo cual era preciso un templo acorde a la ostentación de aquel momento de esplendor.

El proyecto fue ambicioso y se ayudó con colaboraciones según la calidad de vida de cada ciudadano. Mientras tanto se designa a la Capilla de San Bernardo como Vice Parroquia cumpliendo transitoriamente las funciones de Iglesia Principal, la cual habia quedado devastada por causa del terremoto.

En el año de 1714, se concluía la obra de la tercera Iglesia Principal. Según se dice la construcción tenía cimientos de piedra, barro, muchas ornamentaciones y detalles en madera de cedro. 

 

Tras la expulsión de los jesuitas en 1794 se decidió trasladar la vieja iglesia al templo abandonado por los jesuitas. Esta estaba frente a la plaza principal, tenia grandes dimensiones y contaba con tres naves pero no tenia torres.


El templo actual

 

En 1806 fue dividido el Obispado del Tucumán, surgiendo así la Diócesis de Salta. Ese mismo año por bula papal Salta pasó a ser sede episcopal. Con tal motivo, la ciudad  necesitaba su catedral. Primeramente se erigió canónicamente en 1816, en la iglesia jesuítica anteriormente nombrada, a la cual fueron llevadas las imágenes del Señor y Virgen del Milagro. Pero en 1844 debido a los terremotos y a las batallas independentistas el templo no pudo ser conservado, motivo por el cual se deterioró hasta llegar a poner en riesgo la vigencia del Obispado por falta de una catedral. Fue así que el pueblo, el gobierno y los canónigos hicieron un gran esfuerzo para que en 1858 se iniciara la construcción de la catedral actual, concluyendo sus aspectos fundamentales en 1878, aunque carecía de atrio y torres. En 1902 se coronó a la imagen del Milagro. Posteriormente, se agregaron la Capilla y el Altar del Santísimo Sacramento, se llevaron a cabo los trabajos de decoración en el Altar Mayor y finalmente, en el año 1938 se inauguró la completa decoración del Templo, obra del pintor Pedro Martínez. 

 

En el año 1918 se construye el Panteón de las Glorias del Norte y desde el 20 de Octubre de ese año yacen en la Catedral los restos de Martín Miguel de Güemes y en 1941, la Iglesia Catedral fue declarada Monumento Histórico.

 

En el año 1987 el Papa Juan Pablo II visita la ciudad de Salta y venera a las imágenes del Señor y Virgen del Milagro.

Durante muchos años la Iglesia Catedral lució su fachada de color amarillo pero con el fin de devolverle sus colores originales se realizaron varios estudios y se determinó que los colores primitivos eran rosado oscuro, con los detalles de las cornisas y columnas en amarillo. De esta manera recuperó su aspecto original, que es el que luce en la actualidad.

 

 

 

Excursiones:  
City Tour por Salta
Galería de fotos:    
Click en la imagen para ampliar
Click en la imagen para ampliar
 
 
 
 
Ciudades  -  Provincias  -  Regiones  -  Servicios
Grande Argentina - Copyright 2010 - Todos los derechos reservados