Buscar  

Castillos de Pincheira - Mendoza

Tipo de atractivo:   Áreas protegidas
Destino:   MALARGÜE (pcia. de MENDOZA)

Castillos de Pincheira

A tan sólo 27 kilómetros de la Ciudad de Malargüe nos encontramos con los Castillos de Pincheira, un espacio de naturaleza y de leyenda con maravillosas postales de valle y montaña. El viento y el agua dibujaron a través del tiempo estas fabulosas formaciones geológicas similares a castillos, originadas por erupciones explosivas de volcanes sobre fines de la Era Terciaria.

Los Castillos de Pincheira son una formación natural singular, parecida a una construcción del medioevo con torres en derredor, que se erigió sobre la roca caliza por la acción erosiva de los vientos y del río. Un desvío de la Ruta 40 (hacia el oeste por la calle Fortín Malargüe) conduce a este conocido sitio a través de un pintoresco trayecto de coloridos sorprendentes.

Los Castillos se ubican entre el río Malargüe y el Arroyo Pincheira. El predio es una reserva provincial colmada de bellezas naturales. Los objetivos de creación lo constituyen por un lado su importancia paisajística, y por el otro la conservación de la cuenca media del río Malargüe que provee de agua potable a la ciudad homónima. Se puede disfrutar de la zona a través de un trekking para alcanzar la cumbre de los Castillos o explorar el terreno en una cabalgata, mountain bike, travesías en 4x4, escalada, rappel o tirolesa; también es posible disfrutar de sus aguas practicando rafting o pesca deportiva.

Los Castillos de Pincheira son una obra de arte natural  y debe su nombre al bandolero chileno José Antonio Pincheira, mítico oficial español de Chile que huyera tras la Cordillera para seguir cometiendo correrías y actos de pillaje resguardado por los accidentes geográficos de los Castillos. La tradición oral indica que los hermanos Pincheira, formaron un ejército para defender los territorios que el rey de España había perdido con la revolución. Reunieron varios centenares españoles, criollos renegados y algunos caciques pehuenches para, al principio, realizar acciones militares en nombre de la corona. Posteriormente sus actividades se transformaron en simples actos de pillaje, aunque algunos cuentan que repartían las cosas que robaban entre los pobres. Otros aseguran que sus tesoros siguen escondidos en alguna de las cuevas de la reserva.

Hay que atravesar un puente de cables de acero y madera sobre el río para iniciar la caminata hacia los Castillos. A medida que se avanza en la montaña el paraje abre nuevas perspectivas para admirar la caprichosa fisonomía de las rocas. Es posible ingresar a algunas cuevas y recorrer con cuidado la zona de las torres; pero vale la pena el esfuerzo.

En la zona cercana a los Castillos fueron hallados restos de cerámicas, puntas de flecha, chaquiras y otros vestigios de la cultura indígena.

Frente a los Castillos de Pincheira hay una frondosa arboleda, un comedor para degustar el típico chivo de Malargüe y otros exquisitos platos criollos. Posee un área para acampar o pasar el día, existen instalaciones sanitarias con agua fría y caliente, un parque, proveeduría, venta de artículos regionales, pileta de natación, luz eléctrica y juegos infantiles, entre otros servicios.

Los antojos de la naturaleza se patentizan en la magnífica postal que ofrece Pincheira. La tranquilidad reinante, una temperatura ideal (no supera los 24º) y la maravillosa vista reconfortan los ánimos y el espíritu.

 

 

Ciudades  -  Provincias  -  Regiones  -  Servicios
Grande Argentina - Copyright 2010 - Todos los derechos reservados