Buscar  

SUMALAO

Provincia:   SALTA
Zona:   Valles Calchaquíes

Sumalao

 

‘Lugar hermoso’ en lengua quechua, Sumalao pertenece al municipio de La Merced. Distante de Salta capital por 35km, es quien recibe por año alrededor de 50 mil fieles de todo el noroeste argentino, los cuales todos los 10 de junio llevan a cabo la fiesta patronal en honor al Cristo de Sumalao ‘que de Cuzco llego a Salta para quedarse y ser protector de la salud de quien tenga fe’. Motivados por la esperanza miles de devotos llegan a pie recorriendo 60km hasta Sumalao para cumplir con sus promesas, rezar, pedir y agradecer a este Cristo.

 

A mediados del siglo XVIII, el Rey de España, Carlos V, durante la colonización, envió hacia las Américas tres óleos de Cristo. Uno quedó en Cuzco, donde se lo venera con el nombre de Señor de los Temblores. El segundo está en Tacna, Chile, y el tercero era para la provincia de San Juan, en la Argentina. Cuando el Cristo "sanjuanino" salió del Cuzco, quienes los llevaban a lomo de mula tuvieron dificultades al pasar por la provincia de Puno. Como no pudieron continuar, los viajantes dejaron el cuadro en la Parroquia de Vilque. Para cumplir con el mandato del rey, un anónimo artista cuzqueño hizo una réplica exacta del Cristo y el cuadro fue enviado hacia el sur a lomo de mula.

Por entonces, Sumalao era un paso obligado hacia el Virreinato del Río de la Plata, y lugar donde se cambiaban las mulas y se realizaban ferias de trueques. Cuando los encomendados partieron hacia San Juan, uno de ellos tuvo que regresar porque la mula que llevaba el cuadro no estaba. Se la encontró en Sumalao, debajo de un algarrobo. Volvieron a recogerla y otra vez el animal se extravió y fue encontrada nuevamente en Sumalao, echada en el suelo bajo la sombra del mismo árbol y no se levantó hasta que no le sacaron el cuadro de su lomo. Esto fue entendido como que el Cristo quería quedarse en el lugar y así comenzó una leyenda que dura hasta nuestros días.

El Cristo de Sumalao es una imagen pintada sobre tela de un hombre moreno el cual pareciera estar suspendido en el aire, ya que no se divisan las maderas que lo sostienen. El óleo se encuentra escoltado por la Virgen María y María Magdalena y fue realizada en el siglo XVII. Tiene unos 2,20 metros de alto por 1,80 de ancho aproximadamente y se encuentra  cubierto por un vidrio con marco de madera. La base que sostiene el cuadro tiene dos ángeles de madera en ambos costados. Los devotos pasan frente al Cristo, tocan la base de la imagen y se persignan.

Una vez que finaliza la fiesta, el pequeño pueblo despide a sus visitantes quedando al final del día con las pocas familias que allí viven, quienes esperaran a las visitas en el próximo año.

 

Ciudades  -  Provincias  -  Regiones  -  Servicios
Grande Argentina - Copyright 2010 - Todos los derechos reservados