Buscar  

Parapente en La Rioja

Tipo de excursión:   De aventura
Tipo de turismo:   turismo aventura

 

Parapente en La Rioja

 

La Rioja es uno de los mejores lugares del país para hacer realidad el antiquísimo anhelo de imitar el arte de los pájaros. Por sus ideales condiciones climáticas es posible volar en un parapente y ganar el cielo dejándose llevar por el viento y el silencio.

La provincia tiene condiciones geo-climáticas que la convierten en uno de los mejores lugares del país para esta práctica. Su ubicación geográfica, en una zona denominada Diagonal árida, se caracteriza por el bajo porcentaje de humedad ambiental, ya que no recibe las influencias del ciclón del Atlántico- por estar muy alejado- ni la del océano Pacifico, debido a la ubicación de la cordillera de Los Andes, que forma una especie de barrera climática. Esto hace que la región tenga un clima de características semidesérticas de montaña con un gran porcentaje de días de sol y escasa humedad que favorece el desarrollo de las corrientes térmicas. Éstas, son las corrientes de aire cálido que permiten mantener el parapente suspendido en el aire por mucho tiempo y ganar mayor velocidad y altura.

 

En La Rioja hay dos pistas de vuelo para la práctica de parapente. Una de ellas está en la zona conocida como Puerta de la Quebrada a siete kilómetros de la ciudad capital, y su rampa de despegue es el morro del cerro de La Cruz. Aquí se puede volar durante gran parte del año- de febrero a mayo-, pero los meses ideales están entre octubre a marzo, cuando las térmicas permiten alcanzar alturas más interesantes y mayores distancias.

La otra pista está en la localidad de Famatina, en el cerro llamado Cuesta Vieja, que forma parte de la cadena montañosa El Paimán. La rampa de despegue se ubica a 1550 metros sobre nivel del mar, y está orientada hacia el este, lo que facilita despegar a la mañana, ganar altura y viajar mayores distancias, como así también quedarse horas volando en una zona de 10 kilómetros cuadrados. Una de las características de esta zona es la escasa vegetación, lo que hace posible aterrizar en cualquier parte del valle de Antinaco y de Famatina.

 

Desde aquí, también se puede sobrevolar los pueblos de Famatina, Pituil y en verano llegar hasta la ciudad de Chilecito.

Cuesta Vieja, no solo reúne todas las condiciones orográficas, aerológicas y meteorológicas ideales, sino que también tiene un buen camino de acceso que, desde el aterrizaje al despegue, está asfaltado casi en su totalidad.

 

Otra de sus ventajas es la espectacularidad de sus vistas, ya que se puede sobrevolar de punta a punta el cordón El Paimán, que está ubicado entre las Sierras de Velasco de un lado y el cordón de Famatina del otro.

 

El vuelo del bautismo es el que realizamos por primera vez sin haber tenido ninguna experiencia previa. El vuelo se realiza en un parapente bi-plaza, donde el experto conduce mientras el acompañante (sin experiencia previa) se limita a disfrutar del paisaje. Luego de ajustar bien los arneses y colocarse el casco, es necesario aguardar un viento adecuado para lanzarse sobre el precipicio.

 

La zona de despegue se encuentra rodeada a la izquierda y la derecha por cordones montañosos, que forman una especie de calle por donde el viento se desplaza con mayor velocidad.

 

El instructor irá estudiando todos esos vericuetos invisibles que pueblan el vacío (térmicas, dinámicas, vientos sonda...) y hará que el vuelo se perciba muy distendido y a poca velocidad. La sensación no es tanto la de volar como un pájaro, sino más bien la de estar flotando entre las montañas, liberados de la fuerza de gravedad sobre paisajes espectaculares.

 

Durante el vuelo algún cóndor puede sumarse a la misma térmica por la que se eleva un parapente, ubicándose a 20 metros de distancia, ahondando más la sensación de haber estado unos instantes, colgados del cielo.


 

 

 

Destinos:  
LA RIOJA (pcia. de LA RIOJA)
Ciudades  -  Provincias  -  Regiones  -  Servicios
Grande Argentina - Copyright 2010 - Todos los derechos reservados