Buscar  

CHACO

Región:   Litoral

Ubicada en el noreste argentino, limita al oeste con las provincias de Salta y Santiago del Estero y al sur con Santa Fe. Cuatro grandes ríos conforman el resto de sus fronteras: al este el río Paraguay, que la divide de la República del Paraguay, y el río Paraná, que la separa de la provincia de Corrientes. En su linde con Formosa, el río Bermejo y su afluente el río Teuco, constituyen su límite natural.
La ciudad de Resistencia, capital de la provincia, es conocida como la "Ciudad de las Esculturas" y "Museo al aire libre" por la gran cantidad de obras que embellecen sus calles.

Chaco posee una exuberante e impoluta vegetación, jalonada por esteros, lagunas y vastos ríos. Dos parques nacionales y lo que se denomina como el Impenetrable Chaqueño ofrecen una naturaleza virgen inalterada por la mano del hombre, algo que pocas veces sucede en el mundo.

Desde el punto de vista étnico, Chaco cuenta con una de las poblaciones indígenas más numerosas del país integrada por los pueblos wichis, también llamados matacos; los qom, o tobas; y los mocovíes. Posteriormente, otros habitantes encontraron su refugio en la provincia y hoy están presentes colonias de descendientes europeos, como checoslovacos, búlgaros y yugoslavos. Esta particular amalgama le otorga un carácter único, que merece ser descubierto.

Geografía


El Chaco posee dos territorios bien diferenciados: la zona del este, húmeda y de terrenos bajos y la región del oeste, con suelos salitrosos y vegetación xerófila. En algunos puntos a la chatura del suelo se suma un terreno arcilloso que impide el desagüe natural con la consecuente formación de esteros y bañados, que en época de lluvias abarcan amplias extensiones.
El río más importante de la provincia es el Bermejo que nace en Bolivia, recorre el oriente salteño y es la frontera natural por el norte con Formosa. El Bermejo dejó su antigua vertiente en 1870 y hoy fluye por su afluente el río Teuco, mientras ese antiguo cauce actualmente denominado Bermejito vuelve a unirse en su travesía con el río Teuco y a partir de este punto las aguas transitan un cauce claramente delimitado hasta desembocar en el río Paraguay que marca el único límite internacional de los chaqueños.
En la cara este de la provincia el clima es cálido y húmedo. Las precipitaciones en verano son producidas por un fenómeno que se origina dentro de las masas tropicales. Las lluvias superan los 1000 milímetros anuales. Mientras que en la zona oeste, donde las precipitaciones van disminuyendo hacia el occidente, es de clima cálido con una definida estación seca.
La vegetación manifiesta la desigual distribución de lluvias y conforma un bosque cerrado al oeste (designado El Impenetrable), un panorama de parques y sabanas en el centro y las selvas en galería que rodean los ríos de oriente. Las palmeras, principalmente la especie del Yatay, son características de los pastizales cercanos a los ríos Paraná y Paraguay, tal es así, que una palmera es el principal logo dentro del escudo provincial. Al alejarse hacia el occidente se percibe un clima cada vez más continental, donde la amplitud térmica es más marcada y el clima más seco. La época estival es muy calurosa, y los inviernos moderados.


Historia


Los pueblos nativos chaqueños se afincaron en la región aproximadamente hace seis milenios. El primer español que recorrió el Chaco fue Alejo García, quien se adentró en la provincia buscando yacimientos de plata. También atravesaron estas tierras Sebastián Gaboto en 1528 transitando el río Paraná y el río Paraguay hasta la confluencia del río Bermejo, Juan de Ayolas, Domingo Martínez de Irala, Álvar Núñez Cabeza de Vaca, entre otros. Pero el primer asentamiento europeo en tierras del Chaco sería recién el encabezado por Alonso de Vera y Aragón y Calderón el 14 de abril de 1585, bautizada con el nombre de Concepción de Nuestra Señora, en los aledaños de la actual localidad de Tres Isletas.
Con esta fundación la acción misionera se hizo también presente y el franciscano más notable fue San Francisco Solano, recordado por su santidad y caridad hacia los aborígenes.

El territorio que formaría parte del Chaco con capital en Villa Occidental fue creado el 31 de enero de 1872 mediante un decreto del presidente Domingo Faustino Sarmiento designando al comandante de las fuerzas argentinas establecidas en Asunción, Julio de Vedia como gobernador.
El Chaco fue declarado Provincia el 8 de agosto de 1951 y, más tarde, el 20 de diciembre de 1951, se la rebautizó como Provincia Presidente Perón. Esta denominación se derogó el 17 de octubre de 1955 y se retornó a la anterior.

Economía


Desde sus inicios el algodón fue el producto agrícola más importante de la provincia y en la actualidad es el principal cultivo de la economía chaqueña. Es la provincia productora de textil más sobresaliente del país. Aunque, los agricultores chaqueños supieron salir de la dependencia del monocultivo y se dedicaron a nuevos productos diversificando su oferta, con sorgo, girasol, soja, maíz y trigo. También muchos decidieron dedicarse a la producción de citrus, horticultura, tabaco y miel. Es digno de mención que a partir de 1970, con el Plan Chaco Arroz, cobró cierta preponderancia este cultivo en las localidades de La Leonesa, General Vedia y Puerto Bermejo.
La actividad ganadera estuvo presente desde la conquista del territorio chaqueño. Actualmente, se centra en la cría de vacunos de raza criolla cruzados con cebú, originando la nueva raza llamada Brangus.
Con respecto al ganado ovino y caprino, la provincia ha puesto en marcha un programa con el objetivo de desarrollar esta actividad a través de los lineamientos del PROGANO (Programa Ganadero del Norte).
Otra de las actividades económicas tradicionales de la provincia es la explotación forestal. La manufactura de la materia prima generó la instalación de numerosos aserraderos, plantas para la obtención de maderas laminadas, terciadas y aglomeradas, como así también fábricas de mobiliario que suplen con sus productos tanto la demanda interna como la internacional.
Por su parte, el gobierno de la provincia está impulsando un plan de fomento de arraigo de industrias en Chaco, a través de la exención de impuestos y otras medidas complementarias. Primordialmente, el objetivo es promover la creación de empresas de base tecnológica a partir del acceso a la financiación o a los subsidios de proyectos de investigación. Como prueba, el establecimiento del Polo IT Chaco le ha dado un fuerte apoyo a la industria del software en la zona noreste de Argentina.

 

Ciudades  -  Provincias  -  Regiones  -  Servicios
Grande Argentina - Copyright 2010 - Todos los derechos reservados